Un recorrido por La Vuelta con Javier Moracho Reviewed by Momizat on . El paso de la Vuelta ciclista a España 2018 por el Cinca Medio supuso, en especial para Monzón, el mejor escaparate imaginado de promoción turística de la ciuda El paso de la Vuelta ciclista a España 2018 por el Cinca Medio supuso, en especial para Monzón, el mejor escaparate imaginado de promoción turística de la ciuda Rating: 0
Alegria de Monzon y Cinca Medio: AlegriadeMonzon » Deportes » Un recorrido por La Vuelta con Javier Moracho

Un recorrido por La Vuelta con Javier Moracho

Un recorrido por La Vuelta  con Javier Moracho

El paso de la Vuelta ciclista a España 2018 por el Cinca Medio supuso, en especial para Monzón, el mejor escaparate imaginado de promoción turística de la ciudad. Durante diez minutos la televisión mostró imágenes del entorno, con unas espectaculares vistas aéreas de nuestro castillo templario. Una repercusión difícil de cuantificar ya que, además de la retransmisión en directo por Teledeporte y amplios resúmenes, los derechos de televisión alcanzan a 190 países, en los cinco continentes. Sumándose desde hace años las descargas por internet y la interacción de visionados en redes sociales.

Un espectáculo deportivo de alcance mundial en el que están implicados a diario en caravana unas dos mil quinientas personas de manera directa; entre organización, equipos ciclistas y prensa. A esa cifra cabe sumar las personas que trabajan en cada uno de los pueblos y ciudades por donde pasa La Vuelta; hablamos de seguridad y colectivos ciclistas. El engranaje debe funcionar a la perfección. No hay margen de error posible y los inconvenientes que surgen necesitan de una respuesta inmediata. Para ello, es imprescindible una dirección cohesionada, profesional y con amplia experiencia.

En ese reducido grupo de personas con capacidad de decisión en el engranaje organizativo se encuentra el montisonense Javier Moracho. No es extraño por ello que los comentaristas de televisión, Perico Delgado y Carlos de Andrés, cuando salió Monzón en pantalla mencionaran a el exatleta local: “Tengo una relación diaria con ellos, cenamos juntos muchos días”, nos apunta Javier. O que el responsable de reparto de regalos (merchandising) a los aficionados en las llegadas y metas volantes le dijese en la salida de Ejea de los Caballeros, “tranquilo Javier que hoy cuando pasemos por Monzón tenemos de todo y en cantidad para repartir”. Son anécdotas que bien conoce su protagonista y que nos cuenta con su elocuencia habitual. Elegimos tres de tantas:

META VOLANTE  de Monzón

El recorrido se decide con mucha antelación y no hay lugar a la incidencia sobrevenida e incoveniente para los grandes protagonistas, los ciclistas. Javier Moracho nos explica cómo se decide una meta volante: “No es algo de hoy para mañana. Fíjate que estamos ultimando flecos de La Vuelta del próximo año y trabajando en la del 2020. Antes de elegir una meta volante nos desplazamos al lugar, incluso hacemos el recorrido en bici con ex ciclistas, que un día fueron profesionales y ahora están en la organización. No en todas las poblaciones se puede instalar. Para la Meta Volante de Monzón me llamaron cuando estaban aquí y comentamos que con las rotondas del centro había que retrasarla. Los ciclistas, varios kilómetros antes se van posicionado en el pelotón y aceleran el ritmo. Después de disputarla necesitan también espacio para reorganizarse sin accidentes”.

SABOR  aragonés

Hace unos años, un famoso cava catalán dejó el patrocinio de La Vuelta. Moracho que conoce la calidad del sector vitivinícola de nuestra región propuso la alternativa finalmente elegida. El Gran Ducay, de Bodegas San Valero de Cariñena, es el cava con el que cada día el ganador de la etapa brinda en el podio. En la organización de la dirección técnica de la ronda española encontramos, trabajando codo a codo con Moracho, al biesquense Fernando Escartín: “Tener en el equipo a un amigo con el carácter y el conocimiento de Fernando es una garantía, además de la complicidad que existe también por paisanaje”.

ELISEO, en la meta de Lérida

Por las responsabilidades protocolarias de Javier Moracho, existen dos momentos álgidos en sus quehaceres diarios; salida y llegada a nivel organizativo. El pasado 13 de septiembre, y a su paso por Monzón, Moracho hizo un breve alto para comprobar que todo funcionaba y también para a no pocos vecinos que, en más de un caso, se sorprendían al desconocer esta faceta ciclista del montisonense. Sin tiempo para mucho más, Moracho partió para el final de etapa situado en Lérida. En esta ocasión, y además de las autoridades, patrocinadores… también andaba por allí Eliseo Martín: “Lo llame días antes por si podía y le apetecía acercarse para vivir en primera línea esta experiencia. Conozco su afición por la bici y pensé que le haría gracia”.

Javier Moracho es un hombre ocupado, pero con buena memoria. No olvida “su Monzón y su gente”. En la despedida de esta breve conversación, queda pendiente una entrevista mayor donde conocer tantas vivencias personales que alberga de su dilatada vida deportiva y posterior. Seguro que saldrá la amistad que mantiene con Carl Lewis o el proyecto único como es una carrera ciclista sostenible (ecológica) en San Pedro de Atacama (Chile), de la que fue nombrado embajador por su implicación personal en el mismo.

Javier Moracho Torrente (nació el 18 de agosto de 1957 en Monzón). Fue considerado en 1992 mejor vallista español de todos los tiempos por la Asociación Española de Estadísticos de Atletismo. Referente entre sus compañeros durante años, también se ocupó de la capitanía de la selección española de atletismo.

Su rapidez en pista, habilidad para saltar obstáculos y constancia sin remisión, todo ello en su etapa atlética, supo trasladarlo a otros menesteres de la vida profesional. Y bien que lo vio Enrique Franco, máximo responsable de Unipublic, empresa que gestiona La Vuelta. Desde 1990, Moracho ha estado inmerso en la organización de la carrera; veintiocho ediciones completas, dato que lo convierte en el miembro de la organización que más años lleva en activo dentro de la misma. Su responsabilidad en La Vuelta es la dirección de las áreas de Relaciones Públicas y Protocolo. Esto implica el contacto directo con autoridades, medios de comunicación, patrocinadores, invitados de relevancia, además de la coordinación de la salida y en especial de la entrega de trofeos a la llegada: “Después de ir tanto tiempo a un ritmo elevado decidí hace pocos años tomármelo con algo más de relajación e intentar disfrutar algo más. Ahora estoy centrado solo en protocolo y relación con patrocinadores”. Moracho dice “solo”, aunque su ascendencia dentro de La Vuelta es mucho mayor que “solo en protocolo”.

© WebHuesca Diseño Web en Huesca y Provincia para Alegría de Monzón y Cinca Medio

Scroll to top