Regreso a la acción Reviewed by Momizat on . Un grupo de vecinos de Binaced, con edades comprendidas entre los veinte y los treinta años han rescatado la Asociación Cultural y Recreativa El Pino, nacida ha Un grupo de vecinos de Binaced, con edades comprendidas entre los veinte y los treinta años han rescatado la Asociación Cultural y Recreativa El Pino, nacida ha Rating: 0
Alegria de Monzon y Cinca Medio: AlegriadeMonzon » + Comarca » Regreso a la acción

Regreso a la acción

Regreso a la acción

Un grupo de vecinos de Binaced, con edades comprendidas entre los veinte y los treinta años han rescatado la Asociación Cultural y Recreativa El Pino, nacida hace unos cuarenta años. Ahora, sus actividades se multiplican y sus colaboraciones, con cualquier iniciativa que surja en el pueblo, son una constante que habla bien a las claras del dinamismo que proporcionan a la sociedad binacetense.

El aforismo “segundas partes nunca fueron buenas” no vale para la Asociación Cultural y Recreativa El Pino de Binaced. La excepción confirma la regla. Esta agrupación nació en los años setenta, y tuvo una intensa actividad durante más de una década. Entrados en los ochenta, esa acción fue decayendo hasta llegar a un punto de inactividad que se ha mantenido hasta hace cinco años.

Pasado el tiempo, y no poco, la asociación volvió a la actividad casi por casualidad. Un día cayeron en las manos de Santi Herbera las actas de constitución de la misma. Esa fue la mecha que prendió la llama para volver, treinta años después, a la acción. Varios grupos de jóvenes decidieron tirar del carro y ponerse al frente para relanzarla, y desde entonces se ha convertido poco a poco en una de las agrupaciones más activas de Binaced. “Los jóvenes somos los que hemos luchado por volver a poner en marcha la asociación. El núcleo cuenta con gente entre los veinte y los treinta años, pero también es cierto, que tenemos socios de todas las edades, y que realizamos actividades para todos los públicos. Todo el mundo tiene cabida”, explica Borja Mariñosa, vicepresidente de esta agrupación mediocinqueña.

EL NÚMERO DE SOCIOS NO PARA DE CRECER

Los vecinos de esta población están respondiendo muy bien a los múltiples actos que se organizan durante el año, y el número de socios no para de crecer. “Lo primero que se hizo para recuperar la asociación fue buzonear una carta a todos los vecinos del pueblo para que conocieran el proyecto. Desde el principio la gente de Binaced ha respondido muy bien y ahora somos unos doscientos socios. La cifra se ha estabilizado, aunque hay un goteo constante de nuevas altas. Nos gustaría que los chicos y chicas más jóvenes también se fueran incorporando, y así en el futuro que ellos tomen las riendas de El Pino, para que esta vez perdure en el tiempo”, explica Mariñosa.

Los socios pagan una cuota anual de 16 euros (reciben una camiseta), y con ese dinero cuadran un presupuesto que intentan estirar al máximo. “El Ayuntamiento colabora con nosotros, y nos ayuda con todo lo que necesitamos. Hay buena sintonía. También nos ceden un pequeño local que utilizamos como sede de la asociación”, explican. En su calendario de actividades hay que resaltar el recorrido tasquero que organizan durante las fiestas de Binaced. Un acto que llena de colorido las calles de la población, y que atrae tanto a vecinos como a gente llegada desde otros municipios. “Para el año que viene vamos a tener que darle una vuelta al planteamiento, porque el año pasado hubo mucha gente y hemos de buscar una manera de organizarlo mejor. La gente se disfraza, prepara carrozas y pasa un buen rato. En la última edición se vendieron 1.500 tickets de consumiciones, unas cifras que resumen la gran respuesta que tiene esta iniciativa”, nos cuentan desde esta asociación presidida por Alfredo Guillén.

El último fin de semana del verano, y coincidiendo con el cierre de las piscinas Municipales llevan varios años organizando un concurso de paellas en el que participan alrededor de diez personas, y que reúne a más de doscientas comensales. La jornada se complementa con juegos tradicionales, y participantes de edades varias. “Es una manera de conseguir un domingo diferente”, añaden. Además, completan su abanico de actividades con una representación teatral que suele realizarse en noviembre, y que este año contó con la interpretación de Pepín Banzo. El showman aragonés hizo las delicias de un público que acabó encantado con su actuación. “Nuestras actividades no son solo para socios, aunque estos cuentan con algún descuento cuando hay que pagar, por ejemplo por una entrada para ver el teatro. Buscamos siempre precios simbólicos que nos ayuden a cubrir gastos, no intentamos conseguir beneficios. En el caso de que sobre algo de dinero lo reinvertimos en otro acto o lo gastamos en material que necesitamos para la asociación”, explican.

En El Pino también sacan a relucir su vena más solidaria con la organización de la Andada contra el Cáncer, que en octubre celebró su tercera edición y que recaudó unos mil euros que donó a la delegación montisonense de la agrupación que lucha contra esta enfermedad. Por último hay que añadir que también preparan excursiones y charlas sobre temáticas que puedan resultar interesantes para los vecinos. Incluso han reeditado un libro “Historia, hechos, vicisitudes y datos de Binaced”, publicado por Ignacio Español Muzas, secretario del Ayuntamiento binacetense durante cuatro décadas. “Nosotros colaboramos con todo lo que se mueve dentro del pueblo. Desde actos festivos, campeonatos de ajedrez, carreras deportivas como la Trail El Pino, donde nuestros socios ejercieron de voluntarios, etc.”, señalan.

INCREMENTAR SU ACTIVIDAD

Al margen de intentar mantener todo lo que ya programan, esperan ir incrementando su actividad con el objetivo de dinamizar la vida de una población que supera los mil habitantes, y que cuenta con un importante músculo social cada vez que se convoca a los vecinos. “Tenemos preparadas varias excursiones por la zona. A veces hay lugares muy cerca de aquí que no conocemos, y que valen mucho la pena. Por eso tenemos en mente organizar excursiones a unos yacimientos arqueológicos cercanos a Binaced, al castillo de Monzón o visitar alguna bodega de vino del Somontano”, relata Borja Mariñosa.

La Asociación El Pino se ha adaptado a los nuevos tiempos creando una base de datos con información de todos los socios. Una iniciativa que permite comunicarse con una mayor celeridad. “A través del correo electrónico y del WhatsApp es muy cómodo y rápido tener informados a nuestros socios. Estamos muy satisfechos de la respuesta de todos ellos, pues cuando la junta (formada por ocho personas) pide voluntarios, enseguida contamos con un apoyo mayoritario”. El Pino también tiene presencia en Facebook y para el próximo año se han fijado como objetivo crear una página Web.

Aunque la intención primera sigue siendo que el colectivo se reconozca en la regular programación de actividades, cuestión que alimentará esta “segunda juventud”.

© WebHuesca Diseño Web en Huesca y Provincia para Alegría de Monzón y Cinca Medio

Scroll to top