PERCORDA: proyecto musical con agregado social Reviewed by Momizat on . Son tres y son muy jóvenes. Además de una relación familiar evidente en sus mismos nombres, atesoran otro denominador común que ya comienza a ser fundamento pri Son tres y son muy jóvenes. Además de una relación familiar evidente en sus mismos nombres, atesoran otro denominador común que ya comienza a ser fundamento pri Rating: 0
Alegria de Monzon y Cinca Medio: AlegriadeMonzon » Cultura » PERCORDA: proyecto musical con agregado social

PERCORDA: proyecto musical con agregado social

PERCORDA: proyecto musical con agregado social

Son tres y son muy jóvenes. Además de una relación familiar evidente en sus mismos nombres, atesoran otro denominador común que ya comienza a ser fundamento principal en sus vidas: la música que nacía para ellos en el Conservatorio de Monzón. Cabría hablar de un tercer factor que de origen les ofrece raíz y sentido: Peralta de la Sal. Judith y Pedro Tomás, son hermanos, mientras que Isabel Gavín es prima de los dos primeros.

El trío musical se llama PERCORDA y su proyecto va más allá de poder ofrecer una lectura académica e intachable de las canciones populares que ya se componían en el siglo XVI. Por su carácter de apego a la tierra que les vio nacer, por la música que sienten e interpretan y por su sensibilidad social les conocerán. Ahora cabe escucharlos.

Se preguntarán, ¿por qué PERCORDA? Bien, ahí ya residen dos claves que nos acercan al perfil más propio del trío formado por Isabel, Judith y Pedro: PER, por Peralta de la Sal; CORDA, por ser tres instrumentos de cuerda los que tocan y quieren. A saber: Isabel (20 años) estudia para ser una violista de primera y actualmente cursa segundo en el Conservatorio Superior de Música de Zaragoza; Judith (22años) es violonchelista y ejerce como profesora en el Conservatorio Superior de Música de Castellón; Pedro (27 años) se ha especializado en el contrabajo y también es profesor. Solo éste último reside en la localidad petraltense, aunque las mujeres del grupo no pierden oportunidad de viajar a La Litera Alta, y de ir intentando remar hasta llegar a orillas del Sosa. 

Estamos ante la primera entrevista de los tres músicos de PERCORDA; vendrán más, pero mientras tanto se afanan sin dificultad en contarnos el propósito que les ha llevado a darle forma a este proyecto doble: “Queremos ofrecer la posibilidad de que en nuestros pueblos exista una opción más (no hay demasiadas) de escuchar y querer la música. Creemos que faltan oportunidades dentro de la oferta cultura y artística”, comenta Pedro, mientras ya nos relatan la experiencia del primer concierto, celebrado este pasado mes de agosto, en el café Centenario, de Peralta de la Sal. Jugaban en casa y no podían dejar de disfrutar como lo hicieron ante un aforo completo. Precisamente, en este último periodo estival, y aprovechando las vacaciones de Judith e Isabel de regreso al pueblo, los ensayos se multiplicaron para construir un repertorio de clásicos, que forman el núcleo central de sus conciertos: “Los temas que interpretamos van desde el siglo XVI hasta el XX. Los podemos llamar clásicos porque son piezas muy conocidas, pero siempre intentamos darles nuestro toque especial desde la misma presentación del tema; solemos contarle al público, en un sentido pedagógico, la historia del tema que vamos a interpretar”, apunta Judith. Este último aspecto es muy reseñable en los directos de PERCORDA. La explicación, más o menos sucinta, de lo que vamos a escuchar significa para ellos una vía de conexión inicial y directa con el público. En este caso, desde el relato a través de la palabra con el objeto de hacer de sus interpretaciones un hecho más popular y entroncado con el espectador: “Poder conectar con el público es una pasada. Ver que disfrutan con lo que estás haciendo es el verdadero sentido de todo nuestro trabajo”, reconoce Isabel, la estudiante del grupo que suspira por un futuro profesional unido a una orquesta de cámara o similar.

PERCORDA pretende ahora llegar a todos los pueblos que les sea posible; no en vano, esa es la idea original que inspira al trío. Para ello, el plan que han diseñado les va a llevar por ayuntamientos y comarcas en busca de ser conocidos, reconocidos y programados en actividades culturales varias, que las hay y no pocas en pueblos pequeños, medianos y grandes del entorno rural. Pero hay más en paralelo al proyecto musical.

Isabel, Judith y Pedro se venían haciendo una pregunta recurrente que buscaba respuesta: “¿Qué fin le podemos dar a nuestra música más allá de que el concierto sea un buen concierto?”. Hay es donde nace el segundo proyecto con tintes sociales: “Aprovechando que tenemos un repertorio preparado, y sumando esa vocación social que nos une a los tres, pensamos en llevar nuestra música a talleres que incorporen otras actividades de movimiento e interpretación para colectivos específicos; personas, habitualmente, sin acceso a los beneficios de la música”. Pedro explica la idea ante la atenta mirada de sus dos compañeras; ambas asienten con la cabeza corroborando las palabras del contrabajista de PERCORDA. Los tres saben que hacen arte, a través de sus manos, de las cuerdas de sus instrumentos y del conocimiento formado y adquirido a lo largo de los años. Y como hacen arte, nada mejor que llamar al proyecto social… “HACER©ARTE”. La primera parada de este proyecto fue el pasado mes de julio en el colegio La Alegría, de Monzón, apoyados en un taller musical dentro del espacio del colegio, “Abierto por vacaciones”: “Fueron tres sesiones, una por semana, de hora y media. Allí tocábamos nuestras canciones, interactuando con los participantes y con el objetivo de conectar con ellos; que sintieran dentro de ellos ese beneficio que ofrece la música”. Tras esa primera experiencia, y con el inicio del curso 19-20, ha comenzado un taller, hasta junio, en AMO (Asociación de Autismo de la Zona Oriental de la Provincia de Huesca): “Llevamos ya algunas sesiones, y la respuesta en inmejorable; emociona. Son muy agradecidos y te puedo asegurar que ellos nos están dando mucho más a nosotros, de todo lo que los tres les podemos ofrecer”, explica Judith sin ocultar en sus palabras y gestos el beneficio que AMO y el taller está revirtiendo en los músicos. “Hemos visto que en la educación especial el papel de la música no está muy claro, más allá de clases individuales con un musicoterapeuta. Nosotros creemos que la práctica en grupo puede ser muy indicada y útil para estas personas. Los resultados se ven rápidamente. Algo hay que les cambia, y eso para nosotros es increíble, nos encanta”, apuntan al tiempo Pedro e Isabel. Atades y AMO han sido, hasta la fecha, los colectivos señalados para implementar el proyecto “HACER©ARTE”, pero también puede llegar, y llegará, a otros grupos sin necesidades especiales.

Entre proyectos, clases, formaciones y ensayos, los tres músicos petraltenses se apoyan en el ánimo elevado que les proporciona el momento que están viviendo. A la inquietud propia de todo inicio, le precede la fuerza de la edad a lomos de la ilusión sin fuero. Y así, es difícil que nada se resista. Anoten, PERCORDA; hay que programarlos, tenemos que escucharlos.

© WebHuesca Diseño Web en Huesca y Provincia para Alegría de Monzón y Cinca Medio

Scroll to top