«Para conservar nuestra lengua el primer paso debe ser socializarla» Reviewed by Momizat on . A sus 24 años, Jorge Pueyo, compatibiliza su carrera como abogado con la de reportero y redactor en Aragón Televisión en el programa Charrín Charrán. Un magazin A sus 24 años, Jorge Pueyo, compatibiliza su carrera como abogado con la de reportero y redactor en Aragón Televisión en el programa Charrín Charrán. Un magazin Rating: 0
Alegria de Monzon y Cinca Medio: AlegriadeMonzon » + Comarca » «Para conservar nuestra lengua el primer paso debe ser socializarla»

«Para conservar nuestra lengua el primer paso debe ser socializarla»

«Para conservar  nuestra lengua el primer paso debe ser socializarla»

A sus 24 años, Jorge Pueyo, compatibiliza su carrera como abogado con la de reportero y redactor en Aragón Televisión en el programa Charrín Charrán. Un magazine de cultura en aragonés que está teniendo una buena acogida entre el público de nuestra comunidad autónoma. Orgulloso de su tierra y de una lengua que lleva hablando desde niño, Jorge transmite en la pequeña pantalla la pasión de parte de una generación que no se resigna a dejar morir impunemente nuestro patrimonio oral.

De la noche a la mañana este joven hizo las maletas, dejó Bilbao y regresó a Zaragoza para embarcarse en un nuevo proyecto audiovisual, una oportunidad que le llegó cuando menos lo esperaba. Tras casi un año delante de las cámaras, micrófono en mano, Jorge se ha ganado a los espectadores con su naturalidad, desparpajo y empatía con los entrevistados. “Hacía dos años y medio había realizado un casting en la televisión autonómica para un programa en aragonés. Les gustó lo que vieron y me dijeron que me avisarían, pero había pasado bastante tiempo; la llamada me pilló desprevenido. No dude en aceptar y en una semana estaba grabando los primeros reportajes”, señala. Charrín Charrán se emite los domingos por la mañana sobre las 9,45 horas y tiene una duración aproximada de media hora.

El programa va camino de cumplir un año en la parrilla de Aragón Televisión con el objetivo de normalizar la lengua aragonesa desde un punto de vista joven, y ahí nuestro protagonista encajaba a la perfección. Desde pequeño se crió escuchando hablar aragonés en casa, sus padres, abuelos y bisabuelos lo hablaban y esa fue la mejor manera de aprenderlo. “En la televisión utilizó el aragonés que he utilizado siempre con mi familia y amigos. Descastellanizo términos e intento incluir en mi vocabulario palabras características de la zona que voy a visitar”.

El equipo del programa está compuesto por 13 personas que forman parte de la productora “A rodar producciones audiovisuales”. Jorge, junto a Silvia Cebolla y Juan Pablo Martínez son las caras visibles de un proyecto que busca en todos los rincones de Aragón temas interesantes que atraigan a los espectadores. “Me toca hacer un poco de todo, desde redactor, reportero, localizador, productor… hasta realizador. Cuando hacemos salidas al exterior lo habitual es desplazarnos en equipos de tres. Tras varias incursiones por Teruel he prometido no volver a quejarme de las carreteras altoaragonesas…”. Como anécdota nos cuenta que como inspiración para realizar los primeros programas copiaba un poco las fórmulas de formatos como La Resistencia, La Vida Moderna o presentadores como Miguel Maldonado. “Al principio esta ba un poco asustado. Era un mundo desconocido para mí. Cuando escuchaba hablar de un total o una entradilla no tenía ni idea de lo que me decían”, explica sonriente.

Cada semana debe preparar un par de reportajes de una duración aproximada de cuatro minutos, una tarea desarrollada durante varios días de trabajo. Para encontrar personajes a los que entrevistar o novedades para contar es importante disponer de contactos repartidos en toda la geografía aragonesa. “Son ellos los que nos avisan y nos proponen contenidos, para después nosotros enfocarlo de una manera u otra. Estamos encontrando a gente muy dispuesta a participar y contar sus experiencias”. El programa está obteniendo unos buenos datos, llegando a cuotas de pantalla alrededor del 11%, y como ellos mismos reconocen el esfuerzo invertido está mereciendo la pena.

En las zonas de montaña eminentemente rurales es donde el aragonés se ha mantenido hasta la actualidad; en la comarca del Cinca Medio apenas se sigue utilizando en las poblaciones de Fonz y Cofita. “En lugares como Monzón se ha ido perdiendo y en otros muchos sitios apenas se utilizan palabras concretas”. Para evitar que con el paso de los años el aragonés caiga en el olvido, Jorge lo tiene claro: “Para conservar nuestra lengua el primer paso debe ser socializarla. Se está dejando todo en manos de una Dirección General que llega donde llega, sin apenas presupuesto y con pocos recursos. Todos los grupos políticos deberían buscar un consenso y trabajar en la misma dirección, que debería pasar por la creación de un modelo lingüístico fuerte, buscando como línea maestra la cooficialidad”. También destaca la necesidad de apostar por las nuevas tecnologías e incentivar herramientas como los traductores on line.

Una intensa carrera profesional
Tras realizar los primeros cursos en el colegio de Fonz y después completar sus estudios en el IES Mor de Fuentes de Monzón, a los 18 años decidió poner rumbo a Zaragoza donde cursó Derecho. Una vez logrado el grado universitario cambio de ciudad para comenzar una nueva etapa en Bilbao donde siguió formándose a la par que trabajaba en un despacho de abogados. La llamada de Charrín Charrán le permitió regresar a su tierra y comenzar una nueva etapa profesional. “Están siendo unos meses muy intensos. La grabación de los programas para la televisión acapara parte de mi tiempo, pero también me dedico a impartir clases en una academia sobre derecho mercantil e internacional privado”. A pesar de ello intenta sacar un hueco para disfrutar del deporte, concretamente del baloncesto y también para regresar a su Fonz natal donde disfruta de la compañía de su familia y amigos.

Un muchacho de pueblo que ha abandonado el anonimato para convertirse en un referente de nuestra lengua. Aparecer en la televisión le ha dado visibilidad y lo ha convertido en uno de los referentes en la defensa del aragonés. Varios medios de comunicación escritos se han puesto en contacto con él para ofrecerle colaborar con ellos y su número de seguidores en redes sociales se ha multiplicado exponencialmente. “Ahora todo es más fácil, ya nos conocen y tenemos las puertas abiertas. Es una gran responsabilidad debido a la repercusión que tiene nuestro trabajo. Por ejemplo, en el aragonés escrito existe una gran cantidad de variantes y según como lo utilices enseguida aparecen detractores… Al margen de polémicas, lo importante es lograr que perdure con el paso del tiempo”, concluye.

© WebHuesca Diseño Web en Huesca y Provincia para Alegría de Monzón y Cinca Medio

Scroll to top