“Montoro nos está encorsetando de una manera brutal” Reviewed by Momizat on . Elisa Sancho todavía muestra cierta sorpresa al rememorar el modo en que llegó a la política. Una decisión que ya cuenta con tres lustros en el tiempo empleados Elisa Sancho todavía muestra cierta sorpresa al rememorar el modo en que llegó a la política. Una decisión que ya cuenta con tres lustros en el tiempo empleados Rating: 0
Alegria de Monzon y Cinca Medio: AlegriadeMonzon » + Comarca » “Montoro nos está encorsetando de una manera brutal”

“Montoro nos está encorsetando de una manera brutal”

“Montoro nos está encorsetando de una manera brutal”

Elisa Sancho todavía muestra cierta sorpresa al rememorar el modo en que llegó a la política. Una decisión que ya cuenta con tres lustros en el tiempo empleados en mejorar su municipio de San Miguel de Cinca. Los vecinos le han respondido en las urnas y sus renovados mandatos también le han valido para llegar con su municipalismo de cuna a la Diputación Provincial de Huesca. La alcaldesa repasa en la siguiente entrevista los temas que desvelan a la mayoría de alcaldes y que ocupan un lugar preferente en sus contiendas diarias: techo de gasto, servicios, despoblación…

El municipio de San Miguel de Cinca se distingue dentro de la comarca del Cinca Medio por aglutinar tres poblaciones como son Pomar de Cinca, Estiche y Santalecina. La suma de ochocientos sesenta vecinos conlleva la excepcionalidad de estar repartidos en tres pueblos con necesidades propias y légitimas. Elisa Sancho conoce muy bien esa particularidad: “Es una situación que provoca que tengamos más gastos fijos que otros ayuntamientos. Por suerte, podemos mantener los servicios más importantes en los tres núcleos, como puede ser el colegio o el consultorio. A la hora de tomar decisiones importantes, nos reunimos y llegamos a un acuerdo entre todas las partes. Por ejemplo, ahora ha llegado una subvención de la Diputación Provincial de setenta mil euros para gastar en 2018. Habrá que ver las necesidades en cada población y decidiremos entre todos cómo y dónde invertimos ese dinero. El día a día en Estiche y Santalecina es cosa de los alcaldes pedáneos que se designan al principio del mandato. En este caso ambos son también concejales del Ayuntamiento de San Miguel. Ricardo Lacosta se encarga de Santalecina y Beatriz Barber de Estiche”.

A la alcaldesa se le nota ducha en la gestión de situaciones y personas; el tiempo otorga si la voluntad lo permite. Sus quince años en la alcaldía le han supuesto una notable experiencia. A ello cabe sumar la trayectoria que le ha venido sucediendo en la máxima institución provincial. Hoy, Elisa Sancho es vicepresidenta de la Diputación Provincial de Huesca. Lejos queda aquel día que decidió presentarse a la alcaldía de San Miguel de Cinca: “Comencé en el año 2003. Entré en el Ayuntamiento directamente como alcaldesa. No había nadie que se quisiera poner al frente, y un día realice un comentario referente a ello; me cogieron la palabra, me presenté, el pueblo me eligió y así hasta ahora. Son casi quince años, y me alegra que los vecinos sigan confiando en mí… que reconozcan la labor realizada. Es una función de ida y vuelta”. Vasos comunicantes que hoy se ven de manera muy diferente a aquellos inicios en los cuales…“al principio no tenía ni idea cómo funcionaba la administración, ni siquiera sabía que era un decreto de alcaldía. Recuerdo que nos encontramos un municipio que llevaba muchos años de retraso respecto a otros de nuestro entorno. Un ejemplo: en Pomar conseguimos construir el centro social “La Sabina” que cubría una carencia que teníamos hacía mucho tiempo, al no disponer de un lugar en el que realizar actos algo más multitudinarios de lo habitual. Pues logramos tenerlo”. Logros varios con los que se ha beneficiado el municipio y también en algunos casos la Comarca mediocinqueña, por mor de la presencia de Elisa Sancho en los lugares de decisión provinciales: “Como buena conocedora de mi municipio y de la comarca del Cinca Medio, desde la Diputación Provincial siempre pongo encima de la mesa las cuestiones de nuestra zona e intento que si se cumplen los requisitos necesarios puedan llegar todas las ayudas posibles en forma de subvenciones. Desde la DPH tenemos un espíritu municipalista y siempre buscamos ayudar en lo social. Tampoco quiero olvidarme de destacar al PSOE; yo no estaría en este cargo sin la confianza que me han dispensando desde el partido”.

Sabida es la preocupación existente a nivel provincial por el temido problema de la despoblación. Una cuestión de la que es buena conocedora Elisa Sancho en su calidad de alcaldesa y vicepresidenta de la DPH. “En los tres núcleos contamos ahora con unos 860 vecinos. En nuestro caso, la población disminuye muy poco a poco. Por suerte, no es una sangría constante. Desde hace tiempo aquí han llegado inmigrantes polacos, rumanos… y se han integrado bien en el pueblo. Por lo general son gente joven que han formado una familia y que tienen niños en edad escolar, lo cual es una bendición para el municipio”. La situación a nivel general requiere máximo esmero a través de políticas que estimulen la llegada de personas jóvenes a los pueblos: “De cara al futuro una de las claves para mantener población será la construcción de viviendas. Hace unos años se realizaron 25 de protección oficial entre Pomar, Estiche y Santalecina y se vendieron todas. Ahora tenemos peticiones en Pomar. Vamos a llevar a cabo reuniones con los interesados y veremos que se puede hacer para que se puedan construir. Por otro lado, contamos con suelo industrial, una parcela ubicada a la entrada de Pomar viniendo desde Monzón. El terreno está sin urbanizar, pero cuenta con red de agua, saneamiento y alcantarillado. Soy optimista de que pronto pueda desarrollarse. Cuando se instale la primera empresa, las demás irán llegando poco a poco”. El optimismo de Elisa Sancho contrasta con la situación en otros municipios más al norte de nuestra provincia. El llano aguanta, no sin dificultades, merced al agua y a la tenacidad emprendedora de numerosos vecinos.

Como defensora de la causa, e inmersa en los días naturales para la aprobación del presupuesto municipal, la alcadesa se acuerda del ministro Montoro y su mano de hierro con los pequeños municipios: “Tenemos dinero que no podemos emplear por culpa del techo de gasto. Montoro nos está encorsetando de una manera brutal y nos encontramos con que puedes tener unos remanentes que no puedes emplear. Un control muy exhaustivo… no se puede contratar personal. Nuestros presupuestos son realistas, pero podrían haber sido mejores si todos estos condicionantes no estuvieran encima de la mesa. Me parece bien que los ayuntamientos estén controlados, pero no tutelados. La deuda pública no la generamos los pequeños municipios, sino los grandes ayuntamientos. Siempre digo que un euro que llega a un consistorio pequeño se duplica o triplica a la hora de emplearlo; mucho más que en cualquiera institución grande. Con el mismo dinero hacemos más”.

Para el año 2018, San Miguel de Cinca contará con un presupuesto de 705.000 euros; similar al año pasado: “Queremos empezar a gestionar ese presupuesto en inversiones. En este caso la ayuda de la DPH es fundamental para hacer cosas en los pueblos. Del Gobierno de Aragón no llega absolutamente nada”. La prueba de lo dicho dentro del pasado año son las obras realizadas en diferentes viales de las tres poblaciones, el acondicionamiento de accesos en Santalecina, alumbrado público nuevo y eficiente en Estiche o la rehabilitación de la Casa de la Cultura en Pomar de Cinca, además de la remodelación del cementerio. Cuando hablamos de obras, Elisa Sancho no puede dejar pasar la oportunidad de recordar la actuación que le produce mayor satisfacción de todas las realizadas hasta la fecha. Cabe recordar que hablar de lucha contra la despoblación supone, entre otras cosas, mejorar las comunicaciones de los pueblos afectados: “La puesta en marcha de la variante de Pomar ha sido una de las obras más importantes desde mí llegada a la alcaldía. Fueron necesarios invertir tres millones de euros y su construcción fue complicada debido a la orografía del terreno, pero era muy necesario por la peligrosidad e inseguridad que suponía que los vehículos pasaran por dentro del municipio. Mucho más si cabe con lo estrecho y virado que era en algunas zonas. Han pasado casi diez años y ahora nuestro objetivo es conseguir que nos arreglen la travesía de la A-130. Con la desaparición del plan RED, el mantenimiento de las carreteras en la zona es nulo y a corto plazo no parece que se vaya a tomar ninguna medida para mejorar la carretera que une Monzón con Ontiñena y que es la que más nos afecta en nuestro día a día”. Además, y en tiempo presente, el obispado está llevando a cabo obras de restauración en la iglesia de Santalecina. Su estado era preocupante: “Nosotros como Ayuntamiento no podíamos hacer nada ya que no somos los propietarios. Hace un par de años ya se realizó una intervención en una zona anexa en la que se retiró escombro para convertirlo en un mirador. Próximamente esperamos que también se lleven a cabo por parte del obispado obras de mejora en la iglesia de Estiche”.

En la despedida y cierre, la alcaldesa hace un inciso para subrayar la acción social que viven los pueblos de su municipio. Cuestión capital en los pueblos pequeños para que cada día parezcan más vivos que nunca: “Me gustaría destacar el movimiento asociativo de San Miguel de Cinca. Los vecinos consiguen dinamizar el día a día con sus actividades. Desde la rondalla, el AMPA, asociaciones de mujeres, clubes deportivos… No me quiero olvidar de la asociación Belenista Manolo Bara, que desde hace 25 años lleva realizando un Belén Montañero en Pomar. Un montaje que fue de los primeros en unirse a la Ruta del Belén y que atrae visitantes al pueblo, además de hacernos sentir muy orgullosos”. Dicho queda y destacado aparece en las declaraciones de Elisa Sancho. Una alcaldesa a la que le cogieron la palabra…

© WebHuesca Diseño Web en Huesca y Provincia para Alegría de Monzón y Cinca Medio

Scroll to top