“La adopción de un animal no es un capricho ni un juguete” Reviewed by Momizat on . Vicky Álvaro, presidenta de la protectora “El Arca de Santi”, desgrana la actualidad de una asociación que realiza una tarea imprescindible en el Cinca Medio y Vicky Álvaro, presidenta de la protectora “El Arca de Santi”, desgrana la actualidad de una asociación que realiza una tarea imprescindible en el Cinca Medio y Rating: 0
Alegria de Monzon y Cinca Medio: AlegriadeMonzon » Portada » “La adopción de un animal no es un capricho ni un juguete”

“La adopción de un animal no es un capricho ni un juguete”

“La adopción de un animal  no es un capricho  ni un juguete”

Vicky Álvaro, presidenta de la protectora “El Arca de Santi”, desgrana la actualidad de una asociación que realiza una tarea imprescindible en el Cinca Medio y alrededores. Un proyecto felino o la ampliación de la clínica con un quirófano son algunas de sus necesidades más urgentes. Mientras tanto siguen disfrutando y sufriendo a partes iguales con unos perros y gatos que en algunos casos son ya como uno más de la familia.

Las instalaciones de esta protectora de animales situada en Monzón están al completo, todas las jaulas ocupadas y con un escaso margen de maniobra. Además, un buen número de perros y gatos están en casas de acogida a la espera de ser adoptados. Una constante, que por desgracia se ha convertido en algo habitual durante los últimos años, por ello la labor de “El Arca de Santi” cobra si cabe un mayor protagonismo en la sociedad actual. “Dios aprieta, pero no ahoga. En ocasiones hemos vivido situaciones límite y siempre las hemos solventado: aparece una familia que adopta un cachorro, encontramos nuevos colaboradores o voluntarios que nos ofrecen su casa… siempre salimos adelante”, explica Vicky Álvaro, presidenta de la asociación.

Las festividades navideñas son unas fechas donde se produce un repunte en la petición de adopciones, precisamente por ello el grupo de voluntarios redobla sus esfuerzos para realizar un control exhaustivo de las familias interesadas. “La adopción de un animal no es un capricho ni un juguete. Queremos asegurar que el destino de los animales es el correcto, por eso hacemos entrevistas personalizadas y en el caso de no verlo claro, paramos la adopción”, señala. Por lo general, los cachorros son los que más salida tienen. Aunque de vez en cuando en la protectora se llevan un alegrón y alguno de los veteranos encuentra de forma inesperada un nuevo hogar.

Las redes sociales han dado una nueva dimensión al trabajo que realiza “El Arca de Santi”, a través de sus publicaciones llegan a personas de los lugares más insospechados. “Es importante que la gente comparta en redes sociales, de esta manera conseguimos una mayor difusión. No es extraño recibir llamadas desde poblaciones a cientos de kilómetros de aquí para interesarse por una adopción. Normalmente los perros o gatos con historias más fuertes se hacen virales y tienen más salida”. El precio de la adopción es de 150 euros e incluye el chip, las vacunas, el cambio de nombre y la esterilización.

Durante los últimos años el número de adopciones se ha estacionado en unas cifras alrededor de los 160 o 170 animales, de los cuales más de un 20% tienen su destino en Alemania. Cada mes y medio se realizan envíos de unos cinco o seis perros. “Llevamos 14 años con este convenio y nos da un gran desahogo. Tenemos una compañera alemana que nos sirve de enlace, les envía fotografías, les cuenta su historia, enfermedades y van eligiendo”, indican desde la protectora. En los últimos meses están recogiendo gran cantidad de Pit Bulls, actualmente tienen unos diez animales de esta raza. «Son perros complicados por todo lo que exige la administración. Además, hay que tener cierta experiencia con los animales para poderlos adoptar. No se los damos a cualquiera”.

Apadrinar es otra de las opciones. Una alternativa que en algunas ocasiones acaba con una adopción definitiva. Por tan solo tres euros al mes puedes acudir a visitarlo cuando te apetezca, sacarlo a pasear o incluso llevártelo a tu casa cualquier fin de semana. “Hay animales que por su avanzada edad o por las condiciones en las que llegan (enfermos, heridos, maltratados…) tienen menos posibilidades de ser adoptados. Apadrinándolos les harás un poquito más felices y les darás la oportunidad de tener un dueño aunque solo sea durante unas horas a la semana. Ellos te recompensarán con creces”, señalan.

Los voluntarios son la columna vertebral de un proyecto que cuenta con un presupuesto anual de 60.000 euros. Unas cifras obtenidas de los socios, padrinos, pujas, venta de lotería y calendarios… “Tan importante es recaudar dinero como concienciar”. El Ayuntamiento de Monzón y la Comarca también se implican en un proyecto que se extiende por todo el Cinca Medio e incluso en ocasiones puntuales da cobertura a zonas más alejadas como Ribagorza y Sobrarbe. “Gracias a la instalación de placas solares y la adquisición de un grupo electrógeno que utilizamos en la época de nieblas, hemos conseguido eliminar el gasto eléctrico. A pesar de ello cada año nos cuesta reunir el dinero para poder desarrollar nuestra actividad. Estamos muy agradecidos a las clínicas veterinarias de la zona y también a los suministradores de comida que nos dan facilidades en el pago”.

En la protectora son ambiciosos y no se conforman únicamente con la labor que están realizando. Entre sus objetivos se encuentran varios proyectos a realizar en un futuro cercano. El más urgente está relacionado con las colonias de gatos existentes en Monzón, cuyas cifras ascienden a 600 felinos. “A través de los voluntarios no podemos controlarlos. Le hemos puesto al Ayuntamiento un proyecto encima de la mesa y esperamos su apoyo para sacarlo adelante. Con una persona a media jornada dedicada a las colonias felinas creemos que en tres años podemos tener controladas el 80%. Para ello es necesario localizarlos, castrarlos y hacer un seguimiento”.

Por otro lado, quieren ampliar la clínica para instalar un quirófano donde poder realizar operaciones más complejas. Actualmente tienen contratado un veterinario que realiza diversas labores y pequeñas intervenciones, pero para operaciones de mayor importancia los derivan a clínicas externas. Mientras tanto, siguen manteniendo otras iniciativas como el Canicross Ciudad de Monzón, con una buena acogida durante las tres ediciones celebradas. “Algunos de nuestros perros están realizando todas las pruebas del Desafío Aragonés. Los vienen a buscar los fines de semana para entrenar y notamos que están más contentos”.

El abandono y el maltrato animal son una lacra, por ello desde la protectora piden una reforma en las leyes tanto autonómicas como a nivel nacional, protocolos de actuación, ordenanzas… en busca de erradicarlos. “Vemos casos muy duros, encontramos animales en malas condiciones y en ocasiones sabemos hasta quien es el dueño, pero no podemos hacer nada. Eso nos crea una gran frustración. En estos casos nos gustaría que se produjera la inhabilitación de esas personas para tener un perro y se realizara la investigación pertinente”. En el otro lado de la balanza están todos esos buenos momentos del día a día junto a sus amigos peludos, conocer su evolución o verlos felices en sus nuevos hogares. “Merece la pena todo el esfuerzo por algunos casos concretos. Hay animales que han pasado aquí gran parte de su vida y cuando crees que ya nadie los va a adoptar encuentran una familia. Eso nos produce una alegría indescriptible”, concluye Vicky Álvaro.

© WebHuesca Diseño Web en Huesca y Provincia para Alegría de Monzón y Cinca Medio

Scroll to top