El castillo vuelve a brillar en todo su esplendor Reviewed by Momizat on . Una vez retirada la grúa, instalada en 2017 con motivo de unas obras de urgencia, los vecinos y visitantes pueden contemplar la fortaleza sin elementos adiciona Una vez retirada la grúa, instalada en 2017 con motivo de unas obras de urgencia, los vecinos y visitantes pueden contemplar la fortaleza sin elementos adiciona Rating: 0
Alegria de Monzon y Cinca Medio: AlegriadeMonzon » Monzón » El castillo vuelve a brillar en todo su esplendor

El castillo vuelve a brillar en todo su esplendor

El castillo vuelve a brillar  en todo su esplendor

Una vez retirada la grúa, instalada en 2017 con motivo de unas obras de urgencia, los vecinos y visitantes pueden contemplar la fortaleza sin elementos adicionales que distorsionen su silueta. A pesar de los alrededor de 1,5 millones de euros invertidos durante los últimos cuatro años, el castillo sigue necesitando las inversiones de las diferentes instituciones públicas para continuar con las labores de rehabilitación.

En las próximas líneas vamos a hacer un relato cronológico de las actuaciones realizadas en el monumento en los últimos años. Comenzamos con la habilitación del mirador en la explanada de entrada a la fortaleza, unas obras que comenzaron en octubre de 2015. La actuación señalada tenía como objetivo mejorar la seguridad en el acceso. Para ello se instalaron bancos y elementos delimitadores en la ladera de la montaña, además de varios paneles que informan, en español e inglés, sobre los rasgos principales de la fortaleza, la catedral de Santa María, el casco antiguo y todo el entorno de la capital mediocinqueña. Todo ello supuso una inversión de 20.500 euros, con una aportación del 80% procedente del Ceder-Zona Oriental (fondos europeos Feader) y el resto con cargo al Ayuntamiento de Monzón.

Ligada a la anterior intervención, se realizó a finales de 2015, el acondicionamiento del mirador situado entre el cerro del castillo y la Fuente del Saso. También se aprovechó para sanear el yacimiento arqueológico de los restos de la antigua iglesia de San Juan ubicada en la ladera sur-este. Estos trabajos, que supusieron una aportación de 40.000 euros (85% Diputación Provincial de Huesca y 15% Ayuntamiento de Monzón), consistieron en la reposición del vallado perimetral de madera y la sujeción del talud que corta la ladera, donde se hizo una construcción a modo de banco, esparciéndose grava por varios de los espacios para preservar los restos. En marzo de 2016 y debido al desprendimiento de una roca en la ladera, el Ayuntamiento se encargó de la reparación del vallado de seguridad del cerro y la retirada de la referida roca. El Ministerio de Hacienda, propietario de la fortaleza, se hizo cargo del gasto. Los trabajos costaron 16.000 euros y además de actuar en el frente de La Costera, se aprovechó para retirar un desprendimiento menor producido junto a la calle Afueras de Santo Domingo y reparar el vallado.

Obras urgentes
La actuación más demandada en la fortaleza tuvo que esperar su desbloqueo hasta comienzos de 2017, cuando el Ayuntamiento logró la ansiada partida del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para realizar obras urgentes de consolidación en varios elementos de la edificación. Los trabajos comprendieron varios puntos del castillo y abarcaron desde el acceso inferior, donde se reparó el muro sobre el foso y la primera barbacana, hasta la realización de importantes catas arqueológicas que dieron nueva información acerca del pasado de la construcción. Además de lo señalado, se restauró la portada de acceso con el desmontaje del forjado, limpiando e impermeabilizando la misma con el microcosido y consolidación de la fábrica. Se actuó en la batería a barbeta eliminando escombros, consolidando el firme, cosiendo y restaurando muros y bóvedas, se instaló una gárgola para la evacuación de aguas y se recalzaron los apoyos. En el edificio destinado a capilla fue donde se realizó la actuación prioritaria y de mayor coste (tanto por el valor histórico-artístico como por la seguridad para las visitas), restaurándose de forma integral, las fachadas y la techumbre de la construcción. En la batería superior se consolidaron las cañoneras y se construyó una nueva red de desagües pluviales para desviar el agua hacia las redes de la base del castillo. En el frente oeste de la fortaleza se consolidaron varios elementos externos muy deteriorados, reponiendo piezas estructurales perdidas y se cosieron y restauraron muros eliminando vegetación invasora. Finalmente, los trabajos también llegaron a la plataforma superior donde se construyó una nueva red de desagües pluviales y se redescubrieron y reconstruyeron los accesos y las inmediaciones de la entrada al polvorín. Toda esta labor descrita supuso una inversión a cargo del Ministerio de 570.000 euros.

Derrumbe
Los trabajos de la obra de urgencia se vieron afectados en marzo de 2017 por el derrumbe de un muro en la entrada del castillo, lo que puso de manifiesto la necesidad de actuar en ese punto y otros del monumento (el Ayuntamiento trasladó al Ministerio una memoria de daños registrados en la batería de las Horcas y el frente oeste, además del caído muro sobre el foso). Estos trabajos “de emergencia”, que fueron adjudicados a la empresa Cyrespa Arquitectónico SL (la misma compañía que estaba llevando a cabo las obras de urgencia), ascendieron a 642.000 euros. En 2018 fue momento para acometer la ampliación y modernización de la oficina de turismo ubicada en la base del castillo. La inversión rondó los 65.000 euros y reportó un aumento de la superficie útil de 20 metros cuadrados, la construcción de un baño adaptado para minusválidos y la instalación de una rampa de acceso a la oficina. Además se contempló una partida para la renovación del mobiliario de la oficina de 10.000 euros. La actuación contó con una aportación de 15.000 euros de la DGA en el marco de las ayudas para obras de supresión de barreras arquitectónicas.

Muros de gaviones
El pasado mes de febrero, culminaban las obras de seguridad ejecutadas en los últimos meses con una partida de 63.000 euros del Ministerio de Hacienda. Los trabajos han consistido en la instalación de muros de gaviones en varios puntos (obra en seco reversible) y el retejado del dañado tejado de las dependencias conocidas como “los dormitorios”. Los gaviones se han colocado alrededor de uno de los aljibes existentes, en el acceso a la torre de Jaime I y en las baterías de Santa Quiteria y Santa Bárbara. También en el cuerpo de guardia se han instalado barandillas para dotar de seguridad al elemento.

En definitiva, un periodo de cuatro años en el que se han invertido, por parte de las diversas administraciones (local, autonómica, estatal y europea), alrededor de 1,4 millones de euros.

Con todo, un edificio de la entidad del que nos ocupa, necesita de constantes atenciones y reparaciones y debe seguir recibiendo inversiones por parte de todos. Además, tras el acopio de material llevado a cabo por el taller de Empleo Mariano de Pano, se llevarán a cabo trabajos de reposición del empedrado en las rampas de acceso por parte de personal del Ayuntamiento.

Hay que recordar que en las últimas legisalturas diferentes corporaciones municipales han ido realizando actuaciones, aunque en esta última es cuando los montisonenses más las han percibido, tanto con la estructura que se instaló en todo su perímetro, la posterior colocación de una grúa y la polémica provocada por la figura del Sagrado Corazón.

© WebHuesca Diseño Web en Huesca y Provincia para Alegría de Monzón y Cinca Medio

Scroll to top