Deporte y ferias por Guillermo Uguet Reviewed by Momizat on . Con el reciente cambio de siglo nada fue igual, aunque ya venía languideciendo. La sociedad había cambiado y eran otras las prioridades festivas. Para el practi Con el reciente cambio de siglo nada fue igual, aunque ya venía languideciendo. La sociedad había cambiado y eran otras las prioridades festivas. Para el practi Rating: 0
Alegria de Monzon y Cinca Medio: AlegriadeMonzon » Deportes » Deporte y ferias por Guillermo Uguet

Deporte y ferias por Guillermo Uguet

Deporte y ferias por Guillermo Uguet

Con el reciente cambio de siglo nada fue igual, aunque ya venía languideciendo. La sociedad había cambiado y eran otras las prioridades festivas. Para el practicante pasó a ser un inconveniente el compromiso deportivo en Fiestas, los Clubes evitaban programar eventos amistosos y oficiales cuando antes eran los de mayor poder de convocatoria del año y las propuestas de espectáculo deportivo tampoco concitaban la expectación de otros espectáculos del programa ferial. El deporte, definitivamente, tomó la dirección de ocupar fechas anteriores de septiembre y de minimizarse.   

Las Ferias y sus circunstancias

Las Ferias de San Mateo eran una cita comercial que atraía a mucha gente en torno a transacciones ganaderas, de aperos… La ocasión generó una demanda de ocio. Bailes, públicos y particulares, algún que otro espectáculo público o exposiciones. Ocio y negocio. Y un espectáculo que no faltaba era el de deporte popular. Las carreras pedestres o en bicicleta y en deporte de grupo el fútbol (la primera referencia deportiva de Monzón publicada en medios de tirada nacional es un partido de fútbol en Monzón entre el equipo local y Huesca FC, diciembre de 1923).    

Ensanchar la fórmula básica llevó décadas. Terminan los 40´s con indicios de diversificación. El atletismo en pista (1948 I Trofeo de San Mateo) se hace con el protagonismo dejando el pedestrismo como entretenimiento del descanso del futbol. La nutrida afición a la caza deriva en concursos de Tiro al Plato (se estrena en 1949) en las que se enfrentan las mejores escopetas locales y provinciales en el campo de Deportes (Arboleda). Y se abre también al espectáculo, mostrando deportes desconocidos en Monzón, como el hockey sobre patines (1946 con equipos aragoneses o en 1953 y 1954 con catalanes, ya en el Entoldado, y complementado con exhibición de patinaje artístico).

Los 50, primera edad de oro

En los 50 se impulsa un programa potente que se diversifica. Mostrar lo propio y apreciar lo ajeno reunía en torno a ellos, igual que los actos más lúdicos, a todo Monzón. Manifestaciones con capacidad de convocar a la comunidad, de integrarla, muy lejos del sentimiento actual que fragmenta a la población en sectores de edad o interés con escasa interacción entre ellos. Se suma el motorismo (desde 1952) con Ghynkhana para medirse en habilidades (en Barón de Eroles) y carreras de regularidad (de moda en la época) en ruta. El Club Ciclista La Alegría de Monzón (sede en el Niza) arrancó fuerte en 1952 organizando carreras en media provincia y en San Mateo con la Copa El Adamil (el mecenas Sr. Quílez apoyando Ciclismo y Atletismo) en circuito urbano y participantes de primer nivel nacional, más carrera de aficionados para los talentos de la zona. La muerte del Club dejó en V ediciones la Copa Adamil. En los 60 volvió el ciclismo con promoción del C.C. Juventud de Huesca y luego Iberia zaragozano.

En espectáculo deportivo foráneo se mostró en el Entoldado la lucha libre americana y el boxeo (1955), el aeromodelismo (1958 y 59) o el estreno en la actual Plaza Mayor de un Festival gimnástico en 1960 (los chicos del oscense Solinis) que un año después reunió 3000 espectadores para admirarlo y se mantendría en cartel durante los 60. Las modalidades con arraigo local también se lucieron. El fútbol programando su partido de 3ª división en Fiestas (Teruel, Andorra, Jaca, Zaragoza…), el San Mateo de Atletismo ofreciendo records provinciales, regionales o el nacional de Vidal Cuadras en peso de 1955. En el Tiro al Plato mucha competencia entre los Tejero, Bardají, Campo, Miguel, Sahun, Villanova, Canales, Carrasquer, Barrabés…

La explosión de los 60

En el 62 es el último del Campo Municipal de Deportes (Arboleda) y futbol, atletismo, tiro al plato…hacen las maletas a sus ubicaciones actuales. Se consolidan los deportes locales, con el futbol trayendo equipos de divisiones superiores (Lérida, Burgos, Real Zaragoza…), el tiro ampliando modalidades con Tiro pichón desde 1967, la incorporación del deporte de base (futbol infantil en Salesianos), espectáculos nuevos de judo y carreras de karts y la aparición de un Airon Club desde 1966 que abriría el abanico de modalidades de forma absoluta añadiendo frontón, natación, baloncesto, tenis…

La campaña deporte para todos se reflejaba en unos San Mateos de todos los deportes con una mayoría bien practicando bien siguiéndolos, que en los 70 aún se amplió más en edades y modalidades (petanca, pesca, tiro con arco, motocross,..) manteniéndose en los 80. A partir de ahí el deporte se fue deslizando hacia los actos previos, aunque sin perder vigor, y ya fuera del significado original de darle más interés y contenido a unos días festivos (en los que el ocio se apoderó del negocio) haciendo ciudad y entreteniendo a propios y visitantes.   

© WebHuesca Diseño Web en Huesca y Provincia para Alegría de Monzón y Cinca Medio

Scroll to top