Décimo aniversario y… subiendo Reviewed by Momizat on . La proyección del documental de Kilian Jornet “Path to Everest” en el cine Victoria de Monzón, el pasado 12 de abril, fue el primero de los actos que la entidad La proyección del documental de Kilian Jornet “Path to Everest” en el cine Victoria de Monzón, el pasado 12 de abril, fue el primero de los actos que la entidad Rating: 0
Alegria de Monzon y Cinca Medio: AlegriadeMonzon » Deportes » Décimo aniversario y… subiendo

Décimo aniversario y… subiendo

Décimo aniversario y… subiendo

La proyección del documental de Kilian Jornet “Path to Everest” en el cine Victoria de Monzón, el pasado 12 de abril, fue el primero de los actos que la entidad celebrará durante 2018 para conmemorar su puesta en marcha hace ahora una década. Un club de todos y para todos los amantes de la montaña, que actualmente aglutina unos doscientos socios además de medio centenar de niños participantes en las actividades. Senderismo, esquí, escalada, BTT, barrancos, alta montaña son algunas de sus secciones. Una gran familia de deportistas unidos por una pasión común: estar en contacto con la naturaleza y disfrutar cada fin de semana del entorno idílico que nos rodea.

Monzón y el Cinca Medio en su conjunto cuentan con un importante listado de personajes relacionados con la montaña a lo largo de su historia más reciente. Entre ellos podemos destacar a José Murciano, aperturista de vías de escalada en la década de los setenta y ochenta; los esquiadores Ricardo y Delfín Campo, que junto a Vicente Tomás formaron parte del equipo nacional de esquí alpino participando en varias olimpiadas; el malogrado Pepe Chaverri, ganador del Piolet de Oro en 1993; o José Vilalta y Raúl Martínez que ascendieron al Nanga Parbat en el año 2005. A pesar de esta tradición, no fue hasta noviembre de 2008 cuando nació el Club Montisonense de Montaña, cuyo primer presidente fue Adrián Uclés.

“Todos éramos conscientes de que Monzón carecía de una entidad con estas características. Los amantes a la montaña estaban dispersos por clubes de diferentes poblaciones de nuestro entorno. Un grupo de personas convocó una reunión en El Molino para sondear si había gente interesada para formar un club que nos aglutinara a todos bajo el nombre de Monzón, y el proyecto salió adelante”, explican desde la junta. El club ha ido sumando adeptos con el paso del tiempo, hasta alcanzar una cifra estable, sin apenas variaciones de un año a otro. “Para participar en las diferentes actividades organizadas desde el club es requisito imprescindible estar federado. Salir a la montaña implica riesgo, por eso pedimos la máxima precaución posible. Por suerte en estos diez años del club no hemos tenido ningún percance reseñable, y esperamos que siga siendo así”, explica Alegría Barri, actual presidenta de una junta completada por Silvia Buisán, Luis Gonzalo y Juan Carlos Carpi.

Desde el club no han querido dejar pasar la oportunidad de celebrar el décimo aniversario, y por ello durante los próximos meses se van a realizar diversas actividades en torno a él. La proyección del documental de Kilian Jornet ante una sala repleta de gente fue el mejor inicio posible para un cumpleaños que culminará en noviembre. “Hemos encargado un banderín conmemorativo del décimo aniversario y así en todas las salidas y expediciones que realicemos durante el año, nos fotografiaremos junto a él para inmortalizar el momento”.

Alguna de las iniciativas previstas para los próximos meses son: un ascenso a Peña Oroel (Jaca); la presencia en la II Feria del Deporte de Monzón que se celebrará a principios de junio y donde se realizarán dos proyecciones, además de una exhibición de escalada a la Chimenea de la Azucarera con tres cordadas; en agosto se llevara a cabo una expedición a Los Alpes para escalar el monte Cervino (4.478 metros) por la arista Leone; de cara al otoño pretenden organizar una conferencia en Monzón con un personaje mediático relacionado con la montaña; y para noviembre, con motivo de la Semana de la Montaña, se llevará a cabo una retrospectiva de fotografías desde la puesta en marcha de la entidad hasta la actualidad.

“Además de todas estas iniciativas especiales vamos a seguir manteniendo las actividades que realizamos en cada una de nuestras secciones. Cada trimestre publicamos el listado y cada uno de los socios se apunta a aquellas que le resulten más atractivas o se adapten a sus aficiones o características. También tenemos diversos grupos de WhatsApp para comunicarnos. Resulta muy útil por ejemplo cuando debido al mal tiempo tenemos que suspender una actividad, o si el responsable de una sección quiere comunicarse con los socios para avisarles de una propuesta a realizar surgida a última hora”, explica Alegría Barri, primera aragonesa en subir todos los picos de más de tres mil metros del Pirineo.

El senderismo es la iniciativa con mayor participación y la que más excursiones lleva a cabo a lo largo del año, con prácticamente dos salidas programadas cada mes. En cada sección intentan programar salidas más complejas alternándolas con otras más sencillas, para que así todos puedan participar en una u otra. “Contamos en cada sección con un monitor titulado por la Federación y con voluntarios vigilando el buen desarrollo de la actividad”, señalan. También realizan cursos orientados a la seguridad y formación para poder llevar a cabo la práctica deportiva en montaña, desde Alpinismo Nivel I y II, Escalada Deportiva para Adultos, Escalda en Vías Largas, Descenso de Barrancos, Esquí de Montaña, Primeros Auxilios, GPS y nuevas tecnologías. “Disponemos de material de alquiler para nuestros socios a precios simbólicos (piolets, crampones, cascos, raquetas de nieves, píes de gato…), así como librería y cartografía para consultar o prestar”.

A lo largo del año tienen varias actividades marcadas en rojo en su calendario, jornadas de convivencia en las que dan a conocer el club. Entre ellas destaca la de multiactividad, cada sección prepara una iniciativa y después todos los socios y amigos que lo deseen se reúnen a comer; en diciembre realizan una ascensión a Buñero, pico situado en la sierra de la Carrodilla, donde montan el Belén Montañero y realizan una comida de hermandad para celebrar el último evento programado del año. Además, en noviembre tiene lugar la Semana de la Montaña; coincidiendo con el aniversario del club se realizan proyecciones de actividades realizadas por sus miembros, así como conferencias con diversas temáticas.

Son diez años de trayectoria, y el futuro parece asegurado, porque los pequeños del club vienen pisando fuerte. Alrededor de cuarenta chavales entre los 5 y los 18 años participan en las clases de escalada infantil llevadas a cabo durante el curso escolar. “Nos juntamos dos días a la semana. Realizamos las prácticas en el rocódromo o en el búlder, e incluso alguna vez hacemos salidas al exterior para llevar a cabo situaciones reales. Intentamos promocionar la base, que se lo pasen bien y aprendan diferentes técnicas y seguridad”, explica Marcos Castel, responsable de esta parcela.

Pero no todo son excursiones, expediciones y diversión por doquier, detrás hay un trabajo invisible que nada tiene que ver con escalar montañas o dar largos paseos por el monte. “Además de la junta contamos con un importante grupo de colaboradores. Sin ellos sería imposible llegar a todo. Realizamos muchas labores burocráticas, preparar papeleos para subvenciones, tramitar las licencias federativas…”, explican desde el club. En definitiva, un importante esfuerzo, que en parte se compensa cada vez que pasean el nombre de Monzón por diversos puntos de la geografía aragonesa, catalana, navarra o incluso en otros países como Francia o Italia realizando lo que más les gusta. ¡Feliz cumpleaños y a por otros diez años disfrutando de la montaña!

© WebHuesca Diseño Web en Huesca y Provincia para Alegría de Monzón y Cinca Medio

Scroll to top